Detención y secuestro de drogas en la zona del Parque San Martín

Los acusados tenían la intención de comercializar el estupefaciente entre vendedores locales, pero una atinada intervención de la Delegación local de Policía Federal frustró la operación.

Los tres individuos, entre ellos una mujer, quedaron imputados el jueves pasado por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. La acusación, requerida por el fiscal general Eduardo José Villalba de la Unidad Fiscal Salta, fue formalizada por el Juzgado Federal de Garantías N°2.

En el primer tramo de la audiencia, la jueza federal subrogante Mariela Giménez identificó a los tres acusados. Se trata de Leandro García, Franco Iván Martín y Dalila Estefanía Yurkstas, todos procedentes de la ciudad de Orán, en el norte de la provincia.

Posteriormente, la auxiliar fiscal Roxana Gual, por la acusación, presentó el caso, enumeró las pruebas reunidas en las actuaciones y, en materia de medidas de coerción, solicitó la prisión preventiva de los acusados.

Sobre el hecho, sostuvo que todo se inició el 25 de agosto pasado a partir de una denuncia anónima realizada vía telefónica a la Delegación local de la Policía Federal, a la que se alertó sobre la presencia de personas que tenían previsto realizar una operación vinculada a drogas.

La misma estaba planificada en inmediaciones del Teleférico Salta, ubicado en el Parque San Martín, a minutos del casco céntrico y a metros de la terminal de ómnibus local. Además del probable lugar de la operación, el denunciante aportó la descripción fisonómica de uno de los implicados.

A partir de esta información, y con intervención de la fiscalía, es que efectivos de esa fuerza llevaron adelante una vigilancia discreta en el lugar, donde efectivamente apareció en escena uno de los acusados (García), quien caminaba de un lado a otro, al parecer, a la espera de encontrarse con otra persona, circunstancias en que se acercó a uno de los policías y lo interrogó si lo estaba esperando.

Detenidos

Posteriormente, hizo lo mismo con otros transeúntes hasta que finalmente se acercó a un cómplice (Martín), quien había llegado a la escena con una mochila.

Ante ello -narró la auxiliar fiscal- es que los policías decidieron entrar en acción y se acercaron a los dos acusados, identificándose como personal de la fuerza, momento en que intentaron darse a la fuga, pero fueron inmediatamente reducidos.

Al revisar la mochila, en presencia de testigos civiles, se encontró una suma de 185 mil pesos y 489 gramos de marihuana. Asimismo, se pudo establecer que los acusados estaban alojados en un hotel ubicado sobre avenida Hipólito Yrigoyen, a metros del Teleférico.

En vista de ello, la fiscalía solicitó las medidas de allanamiento en la habitación que ocupaban los acusados, oportunidad en que se encontró otros cinco paquetes con marihuana, elementos de corte y la suma de 141.800 mil pesos, entre otros elementos de interés para el caso.

Durante la diligencia, se pudo establecer que había otra cómplice, Yurkstas, quien se hospedaban en una pieza contigua. La misma fue detenida cuando intentaba retirarse del hotel. Al allanar su habitación, se secuestró más droga, una balanza y 27.500 pesos.

Reventa

En total, se secuestró en poder de los acusados un total de 7 kilos y medio de marihuana y 1 kilo 800 gramos de cocaína. “La tenencia de esta droga en poder de los acusados tenía como único fin la comercialización entre vendedores locales”, sostuvo la auxiliar fiscal al referirse a la calificación penal del caso.

Calificó el hecho como grave, pues la droga incautada representa un importante daño a la salud pública que los imputados pretendían causar con su accionar, por lo que, en materia de medidas de coerción, solicitó la prisión preventiva.

Fundó el pedido en el riesgo de fuga latente, pues los tres acusados intentaron escapar. También se refirió a la naturaleza del hecho, el entorpecimiento de la investigación y la pena en expectativa que podría recaer en los acusados, la cual, dada las características del caso, no sería de ejecución condicional.

La defensa de Yurkstas, en tanto, solicitó que dicha medida sea morigerada por el arresto domiciliario para su defendida, ya que la misma posee dos hijos menores de 2 y 3 años, a la vez que mencionaron pruebas de arraigo a favor de la misma.

El fiscal Villalba accedió al pedido debido a que, en estos casos, se impone el interés superior del niño. Asimismo, y como medida de prevención, solicitó a la jueza que disponga la intervención del Asesor de Menores e Incapaces a fin de garantizar el estado de los niños.

Respecto a Martin y García, en tanto, mantuvo la prisión preventiva, planteo que fue aceptado por la jueza, quien coincidió con los argumentos de la fiscalía, tanto respecto a la imputación penal del caso como al planteo de las medidas de coerción.

En vista de ello, dio por formalizada la imputación, ordenó la prisión preventiva de Martín y García, dispuso la intervención de la Asesoría de Menores respecto a la situación de Yurkstas y autorizó el plazo de investigación de 45 días, como así también las pericias pendientes a los teléfonos celulares.

 

Ultimas publicaciones