RECORDANDO – La masacre de las bananeras: “No ha pasado nada, ni está pasando ni pasará nunca”

 El 5 y 6 de diciembre de 1928, el Ejército colombiano asesinó a miles de mujeres, hombres y niños en Ciénaga, Magdalena, en lo que se conoció como la masacre de las bananeras. La matanza de los militares buscó proteger los intereses de la multinacional United Fruit Company.

En una noche como la de hoy, en 1928, hace 91 años, fue acribillada en la vieja Plaza de la Estación de Ciénaga, Magdalena, una concentración de trabajadores bananeros, que haciendo uso del legítimo derecho a la organización sindical, a la negociación colectiva y a la huelga, protestaban pacíficamente por la intransigencia de la colonial United Fruit Company frente a un modesto pliego de peticiones que el sindicato había presentado, compañía gringa que monopolizaba el cultivo y la exportación del banano producido en la Zona Bananera del Magdalena.

Previa amenaza norteamericana de intervenir militarmente sino se protegían a rajatabla los intereses de esa compañía, las tropas del Gobierno de Abadía Méndez, comandadas por el tenebroso general Cortés Vargas, abrieron fuego cuando los trabajadores, en un ejemplo de dignidad, no hicieron uso de los diez segundos que les dieron de plazo para dispersarse y despejar la plaza. Nunca se sabrá el número exacto de muertos y heridos, pero fueron centenares.

Qué la juventud colombiana, pero especialmente la juventud que portentosamente se ha movilizado en este Paro Nacional contra el Gob. Uribe-Duque, vuelva a leer la referencia a este vergonzoso hecho que Gabriel García Márquez describe en “Cien años de soledad”; que repase y valore el debate de Jorge Eliecer Gaitán sobre el tema en el Senado, y que contemple en su dimensión histórica la estatua en bronce en la Plaza de la Estación del Ferrocarril de Ciénaga del maestro Arenas Betancur honrando la memoria del proletariado bananero.

Grandes, muy grandes, los dirigentes obreros Raúl Eduardo Mahecha y sus compañeros de lucha. La nueva historia de Colombia los reivindicará como ejemplo de sacrificio, valor y patriotismo.

¡Qué estas esplendorosas jornadas de movilización y protesta que ha realizado desde el 21 de noviembre el pueblo colombiano sirvan también de homenaje a su enseñanza y su memoria!

 

Ultimas publicaciones

Comentarios