“Me van a volver loco”: Omar “Caballo” Suárez pidió volver a prisión porque no soporta a su familia

El ex líder de SOMU aguarda el comienzo del juicio en el que se lo acusa de asociación ilícita. 

En una situación absolutamente insólita, el sindicalista Omar “Caballo” Suárez -en prisión domiciliaria mientras espera el comienzo de su juicio por presunta asociación ilícita- pidió volver al penal de Ezeiza (donde estuvo preso durante dos años) ya que no soportaba más la tensa situación cotidiana viviendo en la casa de sus hijas.

“La convivencia era difícil”, relató en Crónica TV la periodista de temas judiciales Silvia Saux al dar a conocer la novedad. “Hace unos días sonó la alerta de su monitoreo electrónico y ante la consulta de las autoridades dijo que se estaba yendo al Tribunal Oral 4 porque no soportaba más vivir en esa casa”.

“Me van a terminar matando”

“Me van a volver loco, me subió la presión. Me van a terminar matando, quiero volver al penal”, le habría expresado el ex líder del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) a los efectivos de las fuerzas de seguridad encargados de su custodia remota.

En Tribunales, a Suárez se le permitió ir al Hospital Británico para tratar su cuadro de hipertensión. Allí permaneció internado durante un día para chequeos y luego pasó una semana en una clínica que pagó de su propio bolsillo haciendo diferentes tratamientos de rehabilitación por sus problemas cardíacos.

Sin embargo, su negativa a volver a la gran casona de Vicente López donde cumplía la prisión domiciliaria junto a su familia seguía firme. Así que la Justicia decidió modificarle las condiciones de su beneficio y el gremialista se mudó para vivir solo en un modesto PH de Villa Pueyrredón.

La denuncia contra Suárez

Suárez había sido detenido a mediados de 2016 por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, acusado de encabezar una supuesta asociación ilícita que extorsionaba a empresas del sector, mediante la obstrucción de las vías navegables para que realizaran contrataciones de más empleados.

Luego de la denuncia el sindicato fue intervenido por la legisladora de Cambiemos Gladys González, quien supuestamente se iba a encargar las arcas de la sindicato, pero luego ella mismo terminó cuestionada por presunto desvío de fondos.

Ultimas publicaciones

Comentarios