REFINOR preocupación por la falta de gas peligran 500 puestos de trabajo

Por una decisión de la ex Empresa estatal Integración Energética Argentina SA -ex-Enarsa- hace un par de meses que el complejo Campo Durán ubicado en la localidad homónima en el norte de la provincia y que opera la petrolera Refinor, dejó de recibir 12 millones de metros cúbicos de gas que ingresaban desde Bolivia.

Solo 5 millones aportan los yacimientos propios de la cuenca del NOA y un volumen similar ingresa actualmente desde Bolivia; pero con esa ecuación la destilería de Campo Durán no estaría en condiciones de mantener su dotación de personal de casi 500 operarios de alta calificación porque le falta materia prima para procesar.

El complejo Refinor tiene una capacidad de procesamiento de 20,35 millones de m3 por día de gas para obtener los subproductos propano, butano y GLP. Pero sin materia prima suficiente la preocupación va en escalada por lo que pueda suceder con todo su personal.

“Estamos discutiendo esto porque en dos años ya no vamos a necesitar el gas de Bolivia, ni nada, pero entendiendo que hay un contrato a largo plazo estamos tratando de ajustarlo a algo que sea bueno para los dos países (sic)”.

En esos términos se expresó hace algunas semanas el secretario de energía de la Nación Javier Iguacel en ocasión de la finalización del contrato con el buque regasificador montado en Bahía Blanca; el funcionario de la cartera de energía estimó, además, que las importaciones del sector gasífero se achicarán en un 50% en 2019.

Sustentado en el desarrollo del megayacimiento no convencional Vaca Muerta (Neuquén, Río Negro) que produce unos 70 millones de metros cúbicos por día, el Gobierno de la Nación apunta al ambicioso plan del autoabastecimiento energético. Pero el complejo norteño de Campo Durán que hasta hace dos meses recibía unos 18 millones m3 por día desde Bolivia necesita esos volúmenes para poder operar ya que los pozos del NOA apenas llegan a rozar los 5 millones.

Ultimas publicaciones

Comentarios