Química y hormonal para feminizar físicamente al varón por la alimentación chatarra artificial

Hay una guerra oculta química y hormonal para feminizar físicamente al varón y todo empieza por la alimentación chatarra artificial toxica de hoy en dia y va mas o menos así.

De entrada toda la comida actual esta llena hormonas artificiales (GMO), ademas el uso de recipientes de plástico para colocar alimentos, así como las latas, están diseñadas descaradamente durante décadas con substancias que contienen xenoestrógenos y un cocktail hormonal de diversos tipos y esta comprobado esto. Claramente están feminizando al hombre, causando cambios físicos en el cuerpo, como un pene pequeño, baja estatura, baja masa muscular, rasgos femeninos, crecida de pechos, bajos niveles testosterona, baja producción de esperma y comportamiento homosexual a temprana edad.

Esto es un plan muy claro de transhumanismo para el control de la población humana y terminar con la familia biológica, para hacer seres híbridos asexuados y hacer bebes de probeta, para poder moldeados mentalmente para ser siervos esclavos para seguir perpetuando la granja humana de extraccion de energia vilmente y asi ir en contra de la madre tierra y sus principios coherentes y en resonancia armónica.

Los xenoestrógenos son llamados de diferentes maneras, se les conoce como productos químicos descontroladores endocrinos (edcs), y hormonales, xenobióticos que son falsos estrógenos. El hecho de que tus padres te hayan dado biberón de plástico puede haberte convertido en un beta no por genética sino por causas químicas incluso.
Este científico estadounidense comprobó como usando este químico en el agua se cambiaba el sexo de las ranas progresivamente, donde los machos empezaban a desarrollar partes de la hembra y comportarse como hembras, ademas de poner huevos, increible..este químico se llama ATRAZINA.

La atrazina, uno de los herbicidas agrícolas más empleados en el mundo, hace estragos en la vida sexual de las ranas. Cuando los machos de los anfibios se exponen a pequeñas cantidades de esa sustancia, un 75% de ellos queda esterilizado químicamente y un 10% … se convierte directamente en hembra. Esa es la conclusión de un estudio de la Universidad de Berkeley (California) publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ y que se ha llevado a cabo en condiciones de laboratorio con ejemplares de una especie africana (‘Xenopus laevis’).

Para el profesor Tyrone B. Hayes (de la foto abajo), director del estudio, el contacto con el pesticida condena a las ranas a la infertilidad. «Los machos de rana pierden testosterona y todo lo que esa hormona controla, incluido el esperma. Así que su fertilidad es tan baja que llega al 10% en algunos casos», afirma Hayes en referencia a los ejemplares que perdieron capacidad reproductiva. Pero es que hubo otros que, directamente, se transformaron en hembras. Según el estudio, este pesticida altera de tal modo el sistema hormonal de las ranas que una parte de los machos expuestos a él se feminizan y se transforman en hembras.

Ultimas publicaciones

Comentarios