La orgánica

Una nota, de humor, sobre los vaivenes de la dirigencia masculina en Argentina

En nombre de algo llamado “LA ORGÁNICA”, las mujeres militantes ¿debemos someternos a los vaivenes de humor de hombres venidos a menos que pretenden “dirigir” algo más que sus penes?

 

Ante un nuevo 8 de marzo, es tiempo de sinceramientos. Es tiempo de ponernos a la altura de nosotras mismas. El llamamiento es a preguntarse qué legitimidad tiene aquello más o menos amorfo llamado “La orgánica” que puede sustituir la Constitución Nacional y hasta el mejor de nuestros sentidos comunes, y por lo cual, mujeres políticamente formadas consentimos el destrato hacia otras mujeres en las narices nostras.

He escuchado en reuniones de militancia de las más variadas nombrar, casi erigir, a militantes hombres, como los “machos de la manada”. He aquí, el MACHO ALFA: por lo general tratase de un hombre que promedia los 30 años de edad,  y con muchas ganas de concentrar poder. Se afinca en la idea de que la vida no le dio la posibilidad de estudiar, casi incentivando al resto del mundo a inscribirse en la Universidad de la Calle.

También he escuchado a esos mismos hombres reír histéricamente diciendo, “la que manda es ella”, y señalar a la “compañera” oficial. Porque claro, no ha de ser cosa que piensen que “tiene” solo una mujer en su vida. Debe quedar claro ante la “oficial” que ella es ÚNICA, pero ante las “demás” y los demás -los macho menos de este esquema-, que él está “casado” más no “capado”. Operación doble, más bien, triple -y bastante perversa-, que conlleva una maestría en Patriarcado.

Entre las virtudes del MACHOTE ALFA, se destacan la capacidad mitómana, el arte del nunca tener fondos y ser un zángano -de “una” obtiene fondos, de “otra” obtiene ropa, de “otra” obtiene casa (1), de “otra” obtiene perfumes, de “otra” una puerta abierta para cuando lo echan de la casa 1, de “otra” obtiene status, de “otra” obtiene la comida hecha, de “otra” obtiene hijxs, de “otra” obtiene…- En suma, la moneda de intercambio de estos “Zanganus Argentinaes Velociraptors” (ZAV), es la entrega de sus “encantos”.

ADVERTENCIA: Si hay uno de estos sujetos en la organización donde Ud. pone su tiempo, empeño e ideología, atenta!!! Atacan sobre todo a mujeres libres, independientes, con casa y/o movilidad propia. Son capaces incluso de “brindar” su esperma y proponerles una vida juntos para generar una foto familiar que lo catapulte a Intendente o quizás algún día a Senador. DOBLE ADVERTENCIA: Si Ud. está atravesando un momento de vulnerabilidad ante mentes -y corazones- inferiores, y requiere del afecto de un “ZAV”-también llamados ZAV-ANDIJAS- que acompañe al susodicho y siempre sobrevalorado pene, puede iniciar estudios superiores, hacer un curso de peluquería, practicar aikido, o simplemente ir al cine con sus amigas, verá que enfocarse en su propia vida es el mejor antídoto.

A buenas entendedoras, palabras muchas!!! Porque nosotras SÍ leemos, SÍ estudiamos, y SÍ trabajamos. Si comparte, comprenda. Es una campaña de sororidad, que puede recorrer la Argentina toda y ponernos de pie, ante el maltrato y ostentación de “los propios”.

P/d: la edad no es limitante, porque como todas sabemos, el zorro pierde el pelo pero no la maña.

P/d recargada: la finalización de estudios tampoco es un limitante, porque como todas sabemos, cuanto más sube el mono más muestra el culo.

Ultimas publicaciones

Comentarios