Internacional – Suecia y Portugal prohíben la entrada de viajeros procedentes de Israel, a pesar de ser uno de los países con más vacunados del mundo

Pregunta en un tuit el inventor de las vacunas ARNm, Dr. Robert Malone, qué sabe Suecia que no sepamos nosotros, mientras se hace eco de un artículo publicado por ‘The Epoch Times‘ en el que se dice que “Suecia prohíbe a los viajeros de Israel, una de las naciones más vacunadas”.

Y el caso es que no es solo Suecia, también Portugal prohíbe la entrada de viajeros procedentes de Israel, a pesar de ser uno de los países con más personas vacunadas del mundo. Y muy probablemente, Malone hace esa pregunta irónica conociendo su respuesta porque esa respuesta es cada vez más evidente: La vacunación, lejos de evitar los contagios es la culpable de lo que se han venido en llamar cepas del virus.

Lo que nos sigue sorprendiendo es que, a pesar de que eso se está convirtiendo en algo demasiado evidente, todavía haya gente que se sigue inoculando un medicamento que, como poco, no sirve para lo que todo el mundo nos cuenta que debería servir: evitar contagios.

Más bien al contrario, además de provocar innumerables efectos secundarios e incluso la muerte de muchas personas, no evita ni el contagio ni la propagación del virus. A veces las respuestas a los problemas son las más simples, las más sencillas y las más fáciles de ver.

Hace unos meses se nos ponía a Israel como ejemplo del mundo por sus altas tasas de vacunación. Se nos decía que prácticamente toda la población estaba “inmunizada”, dense cuenta que los medios cada vez usan menos la palabra “inmunizado” porque ya no “cuela”. Mientras siga habiendo tanta gente que se tape ojos y oídos ante las evidencias, más gente caerá.

Olvídense de lo que digan supuestos expertos, políticos y televisiones, usen la lógica.

Ultimas publicaciones