Internacional – A pesar de la vacunación, continúan incrementando los casos de COVID-19

Escrito realizado por la Dra. Karina Acevedo.

Sé que la noticia de la aprobación de la vacuna Pfizer-BioNTech por parte de la Agencia Federal de Regulación de Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, ha caído como balde de agua fría a muchos miembros de esta comunidad.

Me he quedado pensando en lo que implica dicha aprobación. Sé que será un argumento esgrimido por muchos para justificar la aplicación de las vacunas. Al fin y al cabo, si una agencia reguladora dice que ya está aprobada, no puede ser porque el fármaco sea inseguro o porque no otorgue protección, ¿cierto? ¡Nada podría ser más falso que ese argumento! A pesar de estar aún en fase experimental (la fase 3 aún no termina, sino que lo hará el 2 de mayo del 2023, como pueden constatar en https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04368728), la FDA ha otorgado la aprobación. No tengo conocimiento de ningún medicamento o fármaco que haya sido aprobado antes de que se acabara la fase experimental. Seguramente esto abre un portal jurídico interesante, pero más allá de que se considere “autorizada por emergencia” o “aprobada”, la vacuna Pfizer, así como todas las vacunas contra SARS-CoV-2 que se están aplicando, tienen problemas de seguridad, problemas de efectividad, y lagunas completas de falta de información. El cambio de nombre no cambia su seguridad ni su eficacia.

Sin ir más lejos, acaba de salir el reporte de VAERS (el viernes 20 de agosto) que indica un total de 595,622 reportes de efectos adversos post vacunales, lo que incluye 13,068 muertes y 81,050 efectos graves, entre el 14 de diciembre 2020 y el 13 de agosto 2021. De estos, el 65% ocurrió entre 24 y 48 horas post vacunación o en personas que tuvieron síntomas en las 48 horas post vacunación y siguieron presentando estos hasta su hospitalización y/o muerte. Estos datos solamente toman en cuenta los efectos adversos reportados en los Estados Unidos, pero si consideramos que la ocurrencia de eventos es semejante entre países, y que ese país representa aproximadamente el 3.75% de la población mundial, y que se ha vacunado en este país al 50% de la población, pueden hacer la extrapolación a lo que significarían esos efectos adversos a nivel mundial, donde se ha vacunado al 25%. Estaríamos hablando de que se esperaría que se hubieran presentado 174,240 muertos (aproximadamente) asociados a la vacunación en el mundo, hasta ahora. Y si consideramos que VAERS no registra todas las muertes ni todos los efectos adversos, y que en el mejor de los casos refleja el 10% de estos efectos, significaría que se habrían presentado 1,742,400 muertes post vacunarles y 10,806,667 efectos adversos serios. Tristemente, no se registran en todos los países los efectos adversos, ni se tiene la misma sistematización para registrarlos, pero es una alarma fuerte lo que reporta VAERS.

2/2
Por otro lado, Israel, el país que utilizó únicamente Pfizer para vacunar a su población, y que fue enarbolado como el “caso de éxito”, muestra un incremento en los casos (casi 7,000 casos nuevos por día) a pesar de tener al 63% de su población completamente vacunada, y también tiene un repunte en muertes confirmadas como COVID-19, con más de 23 muertes por día y 1,361 admisiones al hospital, con una aceleración de muertes comparable a lo que constituyó la curva de muertes más alta que tuvo ese país. ¡Vaya efectividad de la vacuna…! Enfermedad y muerte: efectos adversos y ADEs post-exposición a las nuevas variantes. Como he comentado antes, son clínicamente indistinguibles de COVID-19, así que si siguen vacunando, este ciclo nunca terminará, sin importar cuántos refuerzos se apliquen.

En este contexto es que la FDA ha autorizado la vacuna Pfizer. Como comento, el cambiar de nombre a algo no le quita sus propiedades intrínsecas. Un mentiroso puede firmar ante notario que no es mentiroso, pero seguirá siéndolo. Solo precisa de un notario corrupto para ese cambio de nombre.

De cualquier manera, sé que el ánimo está bajo para muchos, que otros están muy preocupados y que hay mucho miedo. No pretendo conocer la fórmula para que se liberen de ese miedo, preocupación y tristeza más que con el conocimiento. Si sabemos dónde estamos parados y comprendemos el contexto, entonces estos cambios no deben de afectarnos de esa forma. Las personas que esperaba la aprobación para vacunarse, lo harán; quienes comprenden los mecanismos que llevan a esos efectos adversos y empeoramiento de la enfermedad, tomarán su decisión desde ese conocimiento.

Antes de terminar este mensaje, quería compartirles un estudio que acaba de salir publicado en la revista Current Biology. No tiene nada que ver con ningún virus ni con la pandemia, pero me dejó pensando muchas cosas. El estudio analizó cómo puede volver a “ensamblarse” el animal Hydra vulgaris. Este Cnidario es un animal impresionante dada su habilidad de revertir el ciclo de la vejez. Ahora se sabe que si es completamente disociado (es decir, que todas sus células sean mecánicamente separadas), puede volver a juntarse y formar un animal normal, vivo. Suena como ciencia ficción, pero no lo es. Eso es una habilidad regenerativa llevada a su máxima expresión. ¿Se imaginan? Un evento tan fuerte que separa todas las células de los tejidos del animal y las disgrega, y estas persisten… no pierden de vista la individualidad del organismo que conforman y se vuelven a integrar. Tal vez tengamos que enfrentarnos a eventos fuertes que parezcan disgregarnos, pero si tenemos claro nuestro propósito y el propósito de la comunidad a la que elegimos pertenecer, entonces podemos ser como la hidra, incluso en los más grandes desafíos.

Pueden leer el estudio (está en inglés) en: https://doi.org/10.1016/j.cub.2021.06.047

Ultimas publicaciones