Salta – Multas automáticas con técnicas inconvenientes

La Municipalidad está llevando a cabo un peligroso acuerdo con una asociación dedicada a la seguridad vial que fue ampliamente denunciada en diferentes partes del país por irregular, arbitraria recaudación.

El 6 de mayo del 2021, la Municipalidad de Salta publicó en su Boletín Oficial que desde el Ejecutivo se llevaría adelante la firma de un convenio con la Cámaras de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (C.E.C.A.I.T.R.A.).

¿Qué es C.E.C.A.I.T.R.A.? Es una asociación civil sin fines de lucro que nuclea a pequeñas y medianas empresas proveedoras de equipo tecnológicos a la seguridad vial, gestionando infracciones de tránsito, semaforización, señalización, automatización para exámenes psicofísicos y el estacionamiento medido, entre otras.

En dicho convenio, se manifiesta que esta asociación civil se haría cargo  de la adquisición y posterior instalación de los siguientes equipos, según se expresa de manera textual de acuerdo al artículo del Boletín Oficial: “6 cinemómetros fijos, 8 equipos de control de violación de semáforos en rojo, 14 equipos de iluminación infrarroja, 0 cinemómetros móviles, 0 equipos de mano de verificación de infracciones estáticas, 6 equipos de constatación de circulación con luces bajas encendidas, 4 tótems alertadores de velocidad con lectores de patentes, 2 equipos de control de violación de barreras bajas, 4 gabinetes Psico sensormétricos para evaluación de postulantes a licencias de conducir. Sin embargo, no se deja previsto en el convenio, el destino y titularidad del equipamiento provisto, una vez finalizada la vigencia del Convenio”.

¿Cómo funcionará CECAITRA en Salta? Según lo suscripto por el Boletín Oficial, esta asociación  procederá a la implementación de un sistema informático en el Juzgado de Faltas Municipal, aclarando que “el software será utilizado por la MUNICPALIDAD bajo la figura de Derecho de Uso no exclusivo e intransferible durante toda la vigencia del contrato. Al finalizar el contrato, el sistema se desinstala y la MUNICIPALIDAD puede continuar usando el actual. Entendemos que esta circunstancia podría acarrear perjuicios a la Comuna, ya que toda la información, datos de las infracciones y contribuyentes, fotos, infracciones, estadísticas, etc., permanecerán cautivos de CECAITRA”. Por este motivo, en el Boletín se expresa que “resulta necesario evaluar y disponer la posibilidad de que las infracciones que puedan generarse, sean ingresadas y registradas en el sistema administrativo municipal, administrado en la actualidad por la UTE ITRON, motivando, además, la unificación de los informes de libre de deuda. (Circunstancia advertida y recomendada por Coordinación Jurídica y Legal, como así también por la Secretaría de Movilidad Ciudadana)”

Los servicios que brinda C.E.C.A.I.T.R.A., ¿son gratuitos? Bajo ningún punto de vista, dado que, desde su puesta en marcha, esta asociación se quedaría con un 45% de cada infracción registrada mediante estos dispositivos. El resto de la recaudación, quedaría bajo custodia de la Tesorería Municipal (55%). En ningún apartado del artículo del Boletín Oficial, se habla de los montos exactos que C.E.C.A.I.T.R.A. invertiría en la ciudad, pero tras una comunicación con el actual Secretario de Movilidad Ciudadana, Gilberto Pereira, se pudo acceder a que los montos estimados de esta inversión son de 143 millones de pesos.

Sería ingenuo pensar que una asociación de estas características realice una inversión de tal magnitud sin tener el mínimo de certeza y/o garantía de recuperar dicho monto. Igual de ingenuo sería pensar que en tiempos como los que se viven, la Municipalidad prescinda de este porcentaje de dinero, más teniendo en cuenta que esta obra no califica – según lo expresado por el Boletín- para la participación en una licitación pública (cerráme una puerta y entro por una ventana). Eso se debe a que su inversión aparenta ser interesada en la solución de un flagelo social como son los accidentes viales, pero claramente la motivación es otra. Esto nos lleva a pensar que no se puede descartar  el re-ajuste de las tarifas de infracción del municipio capitalino.

Cabe destacar que C.E.C.A.I.T.R.A. dispone que en el caso que la Municipalidad decida por algún motivo extraordinario no emitir infracciones de tránsito, ésta asociación cobraría de la misma manera el porcentaje acordado, con las modalidades que se expresa a continuación en el Boletín: “Se tiene en cuenta la eventual situación de que la Municipalidad, mediante acto administrativo expreso, decidiera dejar de constatar infracciones por un periodo determinado, deberá igualmente “compensar” a CECAITRA en forma mensual y mientras dure dicha restricción, con un importe equivalente al promedio de fondos destinados a CECAITRA en los seis meses anteriores a que comenzara a operar la mencionada restricción. (fs.11)”

Antecedentes

Hace menos de un año, esta asociación estuvo en la mira de la opinión pública por saltearse el debido proceso de licitación en diferentes municipios del conurbano bonaerense (Dolores, Ituzaingó, Exaltación de la Cruz, Castelli, General Pueyrredón, Pilar y Morón). El modus operandi en estos casos, fue el mismo: ingresaron al servicio público de las comunas, mediante la firma de un convenio, desencadenando el descreimiento en el sistema por el cobro ilegal y abusivo de fotomultas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Orden de presentación para allanar C.E.C.A.I.T.R.A

Las fotomultas han demostrado a lo largo y ancho del país, que lejos de corregir y educar al conductor solo vigilan y castigan, basándose únicamente en un esquema recaudatorio, ya que la sanción no va sobre el conductor en cuestión, sino sobre el vehículo, dejando de lado la potencialidad de la educación vial al servicio de la seguridad de la comunidad. Así lo expresaba en su momento el Juez Federal de Entre Ríos, Edgardo Daniel Alonso, cuando explotó el caso de un conductor que recibió fotomultas en rutas nacionales y provinciales después de un largo tiempo y sin su conocimiento sobre dicha infracción: “Más que el interés en la seguridad y la finalidad de obtener la introyección en los automovilistas de pautas de conducta de respeto a los derechos de los demás, el móvil meramente recaudatorio o fiscalista es el perseguido”, consideró el magistrado en relación al sistema de fotomultas. El expediente del caso se encuentra disponible en el siguiente link: https://s3.amazonaws.com/public.diariojudicial.com/documentos/000/083/701/000083701.pdf

Cabe destacar que un sistema que se basa más en el vehículo que en el conductor, es altamente vulnerable a la situación de las patentes clonadas, una problemática real y cada vez más recurrente donde un conductor recibe multas las cuales desconoce, porque se realizaron con otro vehículo en otros lugares que no se corresponden a los declarados por el individuo en el registro del automotor.

Recaudar y recaudar

El caso de las fotomultas, es una típica situación de recaudamiento de fondos sin tener en cuenta la necesidad de la educación vial para evitar los accidentes, los cuales son una de las principales causas de muertes en Argentina en general y en Salta, en particular.  Más bien, lo que existe es un interés persecutorio sobre el ciudadano, sin tener en cuenta una mirada más integral y educativa sobre la problemática, poniendo al conductor en una confusión de no saber cuál ha sido su falta para poder evitar la reiteración de la misma en el futuro. La única manera de empezar a pensar una solución a las muertes por accidentes viales en nuestro país es la educativa, pero para el municipio de Salta parece que esto queda en un segundo plano.

Ultimas publicaciones