Internacional- Desangran Colombia…Desangran la vida…El mundo sufre…

El paro general del 28 y el 29 de abril, contra el proyecto de ley que establece una reforma tributaria regresiva, se extendió durante los días 30 de abril y 1 de mayo. Se transformó, de esta manera, en una huelga general y en una rebelión popular con movilizaciones, cacerolazos y combates callejeros contra las fuerzas represivas.

El alcance de las medidas de fuerza, convocadas por el por el Comité Nacional de Paro que nuclea a las centrales sindicales (CUT, CGT y CTC), empujaron a un primer recule del presidente de Iván Duque. En la noche del viernes 30 el gobierno anunció una modificación del proyecto, retirando del mismo la ampliación de la base de contribuyentes al impuesto de la renta y el aumento del IVA a bienes y servicios. Sin embargo, las masas, ya lanzadas al combate, fueron por el retiro integral del proyecto de reforma tributaria. El 1 de mayo, día internacional de la clase obrera, la rebelión se extendía a lo largo y a lo ancho del país y tomaba un nuevo impulso con movilizaciones de masas. Además de las manifestaciones en la capital Bogotá, que se dirigieron a la Plaza de Bolívar, cercana a la sede del Poder Ejecutivo, y a la casa del presidente Duque, hubo marchas masivas en Barranquilla, en Medellín, en Cali y Neiva. Por la tarde, las organizaciones campesinas anunciaban que se sumaban a la protesta.

Ultimas publicaciones