Internacional- Un documento gubernamental francés filtrado confirma el Gran Reinicio planeado por el Nuevo Orden Mundial

Un documento filtrado interno del gobierno francés confirma por completo el plan globalista conocido como el Gran Reinicio, que ya se mencionó en un artículo anterior.

Lo más asombroso es que el contenido de este documento coincide a la perfección con las revelaciones hechas por un denunciante del partido liberal canadiense que, en un correo electrónico publicado en Reddit, había anticipado el plan de las élites globalistas para los próximos meses.

Esta vez la fuente de la información reservada no es un correo electrónico, sino un cronograma en el que se presentan las próximas fases del coronavirus para los siguientes meses y semanas, hasta la realización definitiva del reseteo global.

Algunos medios de comunicación, como Associated French Press, afirmaron que el documento no sería auténtico y para probar esta afirmación citaron una fuente anónima del organismo público francés mencionado en el cronograma.

Sin embargo, otros funcionarios del gobierno francés han llegado a este blog y han confirmado que el informe reservado es genuino.

El encabezamiento del cronograma menciona al Alto Comisariado de Planificación, organismo público creado por el gobierno francés en septiembre pasado mediante un decreto presidencial firmado por Emmanuel Macron, quien nombró a Francois Bayrou al frente de esta institución.

Bayrou fue exministro de Justicia hasta 2017, cuando renunció por su participación en la malversación de fondos públicos de la UE.

Aparentemente, Macron le había dado a Bayrou esta asignación como una especie de «compensación».

El Alto Comisariado tiene tareas genéricas de coordinación en varios temas, como los ámbitos demográfico, medioambiental y cultural.

Esta institución se asemeja a una oficina de coordinación que ayuda al gobierno francés en la ejecución de planes políticos.

En esta ocasión, la Comisaría había recibido todo el cronograma de la crisis del coronavirus a seguir en los próximos meses.

En el mes de noviembre se mencionan algunos encierros ligeros y es lo que ya está pasando en algunos países europeos.

En Alemania, por ejemplo, las autoridades públicas no dieron luz verde a un cierre completo.

España ha estado siguiendo una dirección similar con bloqueos parciales.

Francia ha optado por hacer cumplir bloqueos más severos como los practicados la primavera pasada.

Sin embargo, en diciembre comenzará la siguiente fase del plan.

Los documentos prevén un aumento de los casos de Covid-19 y este sería el detonante para hacer cumplir medidas más restrictivas en Francia y en el resto de Europa.

Este escenario coincide perfectamente con lo que había revelado el denunciante canadiense.

El aumento de casos de Covid es probablemente la consecuencia natural del aumento de las pruebas de Covid-19.

Las autoridades públicas ya están experimentando con un hisopo rápido antigénico para aumentar la velocidad de los resultados de la prueba, pero la eficacia de estos diagnósticos parece ser aún más poco fiable que la prueba del hisopo tradicional, que ya producía grandes cantidades de falsos positivos.

Esta prueba es ciertamente más rápida y fácil de realizar, pero podría conducir al aumento de los casos mencionados tanto por la información privilegiada canadiense como por el documento francés.

Por tanto, no podía ser casual que esta nueva prueba se haya introducido ahora.

Sin embargo, la ola de nuevos casos allanaría el camino hacia la siguiente fase prevista para 2021.

Las élites globalistas han distribuido este calendario a los gobiernos del mundo y como resultado, los primeros ministros y los presidentes de todo el mundo solo están ejecutando las instrucciones recibidas.

Si existen dudas sobre la autenticidad de los documentos filtrados, podría ser útil leer los oficiales. El contrato de distribución de la vacuna entre AstraZeneca, la empresa farmacéutica ya condenada por fraude en los EE. UU., y los países que recibirían el medicamento, dice expresamente que la pandemia terminaría el próximo verano, no más allá de julio de 2021.

En el mismo período en el que se produciría la nueva ola, los gobiernos tendrán la tarea de construir las instalaciones de Covid, es decir, campos de concentración en los que las personas que se nieguen a hacerse las pruebas serán deportadas contra su voluntad.

No es una “teoría de la conspiración” extravagante, porque ya está ocurriendo en algunos países del mundo.

En Nueva Zelanda, la primera ministra Jacinda Ardern ha declarado que las personas que rechacen las pruebas de Covid deberán permanecer en estas instalaciones sin su consentimiento.

Por eso, los gobiernos ya han comenzado a construir estas estructuras para encerrar a quienes no se dobleguen al orden de la dictadura de la salud.

Una vez que estos campamentos estén listos, comenzaría la llamada tercera fase.

En 2021, ya se prevé que el virus mutará, dando lugar a la nueva versión del coronavirus, a saber, Covid-21.

Si hay escepticismo sobre esta información, entonces puede ser útil leer lo que dicen los principales medios de comunicación pagados por los círculos globalistas.

En uno de sus artículos recientes, el Financial Times ha hablado explícitamente del nuevo virus entrante.

El aparato terrorista mediático utilizará la mutación, presunta o real, para sembrar una ola de pánico e histeria aún mayor que la vista hasta este momento.

La tercera fase de la operación Covid: colapso económico y deportaciones

Sobre todo, la élite mundial quiere arrastrar a la humanidad hacia la mayor crisis económica jamás vista en la historia.

Esta enorme conmoción económica creará un enorme agujero en la demanda mundial. En ese momento, la cadena de suministro de alimentos se verá interrumpida.

Las quiebras y los colapsos económicos serán devastadores y sin precedentes. El desempleo alcanzará picos nunca antes vistos y la gente tendrá problemas para obtener los recursos alimentarios esenciales.

La cronología del gobierno francés describe esta fase y anticipa que ocurrirán muchos disturbios que conducirían al colapso total de la sociedad.

El siguiente paso sería la opción de militarización. La ley marcial será la única forma de aplacar las rebeliones masivas y los disturbios causados ​​por una hambruna mundial planificada previamente.

Sería un escenario de guerra, pero a escala global.

La gran desestabilización tendría las características del evento catalizador mencionado por David Rockefeller en 1995 ante Naciones Unidas.

Esta crisis fue diseñada con precisión para crear un desorden que llevaría a la humanidad al Nuevo Orden Mundial.

Una vez que las masas pierdan sus trabajos y los recursos mínimos esenciales para sobrevivir, se les ofrecerá una opción: recibir la renta universal.

En Italia, el creador del Movimiento Cinco Estrellas, Beppe Grillo, ha vuelto a hablar sobre este tema . El FSM ha sido el portavoz de uno de los principales objetivos de los círculos globalistas como el Club de Roma y el Grupo Bilderberg.

El globalismo quiere arrastrar a la humanidad hacia una desindustrialización total y al fin del trabajo, como se le conocía en las economías capitalistas.

El fin del trabajo privaría básicamente a las personas de su independencia. Sólo aquellos que acepten la miseria universal estarían en condiciones de sobrevivir.

Los términos globalistas han sido expuestos por el informante canadiense.

A las masas inundadas por deudas privadas se les pedirá que renuncien a sus pertenencias personales para recibir este ingreso básico. El fin de la propiedad privada será uno de los objetivos finales.

En la dictadura global, surgiría una sociedad colectivista en la que la idea de propiedad privada dejaría de existir.

Si las masas rechazan la renta universal y la vacuna obligatoria que debería distribuirse en el verano de 2021, se verán obligadas a permanecer en los campos de cuarentena hasta que lleguen a términos globalistas.

La verdadera naturaleza del globalismo como ideología satánica transhumanista

Es la exteriorización final de la ideología globalista en la que no hay lugar para el libre albedrío. Solo hay sumisión total.

La verdadera naturaleza de esta filosofía es de hecho satánica.

Este plan tiene el objetivo declarado de destruir a la humanidad y reducirnos a «ganado» sin derechos y sin ningún sentido espiritual.

Es la antítesis de la religión cristiana que ve al hombre como un ser dotado de libre albedrío y sentido espiritual que lo lleva a rechazar la obediencia ciega al mal representada en este caso por el totalitarismo global.

Los representantes de las élites globales están hablando abiertamente de este plan.

Klaus Schwab, miembro de Davos, ha mencionado recientemente el Gran Reinicio como una «cuarta revolución industrial» capaz de alcanzar el control mental total a través de un implante cerebral de un microchip.

Puede parecer ciencia ficción, pero el sistema ya dispone de esta tecnología. En un informe reciente presentado en la televisión pública italiana, se mostró un video donde se implantó un microchip en el cerebro de un cerdo.

A través de esta tecnología, es posible manipular la voluntad del animal. Esto es lo que tiene en mente el Nuevo Orden Mundial, pero los hombres estarían en la piel del cerdo.

La masonería ve a la humanidad como una masa de «comedores inútiles».

Es una ideología que desprecia profundamente a la humanidad y quiere esclavizarla.

El Gran Reinicio tiene este único propósito, es decir, allanar el camino hacia la última fase del Nuevo Orden Mundial.

La tecnología privaría al hombre de su identidad y lo convertiría en un híbrido entre una máquina y un ser humano.

Es esta filosofía transhumanista, que está profundamente entrelazada con la ideología satánica y esotérica, la que apunta a destruir la creación original de Dios.

Ahora el plan se nos ha mostrado completamente a la vista. No hay «conspiración». Lo que afirmaron valientemente algunos periodistas e investigadores independientes hace algunas décadas está sucediendo ahora.

Trump es el último obstáculo que se interpone entre el mundo y el Nuevo Orden Mundial

Las élites globales solo tienen un obstáculo por delante y es Donald Trump, el hombre que en su mente nunca se suponía que se convertiría en presidente de los Estados Unidos.

El globalismo orquestó el mayor fraude electoral en Estados Unidos y probablemente en la historia mundial para derrocar al presidente

Sin embargo, Trump era plenamente consciente de este plan subversivo y está listo para responder a la última reacción profunda del estado. La orden ejecutiva firmada por él en 2018 es la prueba de que Trump estaba preparando el escenario para derrocar el golpe de Estado electoral otorgándole el poder de declarar una emergencia nacional y arrestar a los conspiradores involucrados en este fraude.

El Gran Reinicio solo podría tener lugar a través de la participación directa de los EE. UU.

Esta es la razón por la que el globalismo quiere a Joe Biden en la Casa Blanca.

Biden sería un presidente títere en manos del estado profundo que entregaría a Estados Unidos al Nuevo Orden Mundial.

Si Estados Unidos cae en manos del político demócrata corrupto chantajeado por China, la principal potencia globalista, entonces la camarilla globalista no tendría más obstáculos, sino la Rusia de Putin, rodeada por China, la UE y los EE. UU.

El súper gobierno mundial será el resultado inevitable como el Gran Restablecimiento que esclavizará a toda la humanidad.

Sin embargo, Trump ha recopilado una gran cantidad de pruebas del fraude electoral y está listo para librar la batalla final.

Aún falta un mes para saber si el presidente triunfará en su batalla legal.

Entonces Estados Unidos sabrá si caerá en manos globalistas o si abandonará definitivamente este plan de crear un gobierno mundial que también deseaba Winston Churchill en 1950.

Si Estados Unidos abandona el globalismo, este plan nunca tendrá éxito. El globalismo necesita la superpotencia estadounidense para construir una dictadura global.

El otoño de 2020 está a punto de llegar a su momento más importante y decisivo.

El mundo pronto sabrá si despertará bajo el cielo de la tiranía absoluta o si finalmente podrá volver a ver la luz del día.

Ultimas publicaciones