Un veterinario de Las Rosas asegura que se curó del coronavirus con un antiparasitario no aprobado por la Anmat: la ivermectina

Enrique Dignani es veterinario de Las Rosas, afirmó en “Una tarde perfecta” LT8 AM830 que superó el coronavirus con un antiparasitario usado en equinos: la ivermectina. “Estuve muy mal, con fiebre, diarrea, debilitamiento del cuerpo, me costaba tomar líquido. “Tomé un antiparasitario para caballos, que no está aprobado por la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), eso hizo que me desaparecieran los síntomas, mejoré notablemente y superé la enfermedad”, dijo.

“Tenía coronavirus, síntomas muy fuertes, la pasé muy mal con fiebre y diarrea. Tomé ivermectina, un antiparasitario para caballos. No está autorizada por la Anmat, pero sí como antiparasitario para niños. Me mejoré, superé el virus” explicó Enrique Dignani, un veterinario de la localidad santafesina de Las Rosas.

“La ivermectina fue inventada en África por los parásitos que le entraban a los chicos a través del globo ocular. En África la usan rutinariamente por la cantidad de parásitos que ellos tienen, además allí no hay agua potable. El covid no hizo un desastre en África, es justamante por este hallazgo, la baja letalidad del virus en ese continente es asombrosa”, destacó Dignani.

Ese domingo estaba tirado en la cama y ví la noticia, como la droga no está aprobada por la Anmat ( Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) uno debe firmar una disconformidad. Peor no pude estar, así que fui a la veterinaria, puse 2 centrímetros cúbicos, y me lo tomé. Al rato, volví a tener hambre. Le mandé un audio a un grupo de veterinarios y les conté el hecho, el audio se viralizó y acá estoy, me siento mucho mejor y superé el coronavirus” relató el veterinario de Las Rosas. Y luego agregó “Quería darle un corte a mi problema, la OMS no promueve esto, en Brasil repartieron un millón y medio de comprimidos, hay gente sana que lo toma para que no les entre el virus”.

Acerca de los beneficios de la ivermectina, Enrique Dignani sostuvo que “Acá en Argentina hay estudios muy avanzados, en el Hospital de Ezeiza, unos 800 empleados aceptaron tomar el comprimido y no se enfermó ninguno, y están en la primera línea de batalla. Este antiparasitario está disponible en las farmacias. La Anmat la aprobó para los parásitos de los chicos pero no lo aprobó para el covid”.

La ivermectina es un medicamento antiparasitario utilizado para la ceguera de los ríos, la filariasis linfática, enfermedades tropicales, y tiene un efecto antiviral contra el dengue y la fiebre amarilla. Inicialmente fue comercializada para uso veterinario en bovinos, equinos, cerdos y perros, y se convirtió en el estándar para el control de la sarna.

En las últimas semanas, fue incluida como tratamiento para el coronavirus en Perú, Bolivia, Paraguay, Colombia, y también en Chile con pacientes en tratamiento y “resultados promisorios”, aunque aún con estudios en desarrollo.

Su uso en pacientes de coronavirus se relaciona a un estudio realizado por científicos australianos donde se observaron algunos resultados, sin embargo se utiliza principalmente en el tratamiento contra la pediculosis, además de otros usos relacionados con antiparásitos.

En el mes de abril, un grupo de investigadores publicó en Antiviral Research que la ivermectina tenía la capacidad de inhibir la replicación del SARS-CoV-2 in vitro. Utilizaron concentraciones que no se alcanzan fácilmente en el cuerpo humano, pero dado su potencial se abrieron las puertas a los ensayos clínicos, por el perfil de seguridad de los medicamentos y la falta de un tratamiento efectivo para COVID-19.

Algunos especialistas remarcan que la ivermectina tiene sus riesgos como cualquier otro y si la gente lo usa de forma descontrolada y en dosis no recomendadas, puede tener efectos adversos tan graves como ocurrió con la hidroxicloroquina y azitromicina.

Mientras tanto, el Centro de Medicina Veterinaria de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) también tomó en consideración la visibilidad mediática del medicamento antiparasitario tras la investigación australiana, asegurando que “la ivermectina no está aprobada para tratamientos con COVID-19. Las personas no deben tomar ninguna forma del medicamento a menos que haya sido recetado por un proveedor de atención médica con licencia y se obtenga a través de una fuente legal y legítima”.

“La gente nunca debe tomar drogas que sean para animales, pueden causar graves daños a las personas”, asevera esa entidad sanitaria. Y añade “Los medicamentos aprobados para su uso en humanos en el tratamiento de algunos gusanos parásitos (estrongiloidiasis intestinal y oncocercosis) y las formulaciones tópicas de ivermectina están aprobadas para uso humano con receta médica sólo para el tratamiento de parásitos externos, como piojos y afecciones de la piel”, indica el organismo.

 

 

Ultimas publicaciones