Barbijo es miedo y enferma… “MIEDO” es el mensaje.

“El significado de la mascarilla”.

No te dejes engañar. La élite no está haciendo cumplir la mascarilla porque se preocupa por tu salud. Todo se trata de la agenda. A medida que las infecciones y muertes por COVID disminuyen en todo el mundo, las masas buscan volver a algún tipo de normalidad. NO quieren eso. El uso generalizado de la mascarilla es la herramienta perfecta para mantener el miedo y la opresión relacionados con los COVID.

No hace falta ser un Robert Langdon del Código de DaVicinci para darse cuenta de que la mascarilla es un símbolo poderoso. Una persona que lleva una mascarilla es una visión sorprendente que nos afecta a nivel visceral. Instantáneamente desencadena nuestro miedo profundamente arraigado a la enfermedad y a la muerte. Inconscientemente eleva los niveles de estrés y ansiedad de nuestro cerebro mientras nos alerta de un peligro inminente. Cada rostro enmascarado es un recordatorio de que las cosas no son normales, que debemos tener miedo, y que todavía estamos buscando fuerzas externas para salvarnos.

A nivel humano, la mascarilla deshumaniza a las personas que nos rodean. ¿Cómo podemos relacionarnos y asociarnos con otras personas si no podemos saber si están sonriendo o no? ¿Cómo podemos conectarnos con otras personas si sólo podemos comunicarnos usando palabras apagadas a través de un trozo de tela? No podemos. Al contrario, la mascarilla dice: Aléjate de mí, no confío en ti.

¿Qué pasa con los niños que crecen en este clima? Se les está “acicalando” para que crean que esta nueva normalidad es… normal.

Este clima social específico es oro puro para los ingenieros sociales que buscan alterar profundamente la sociedad. Una sociedad que está sujeta al miedo y al pánico se vuelve irracional y acepta fácilmente cualquier medida que prometa algún tipo de seguridad. Y esto es lo que está sucediendo ahora.

CONCLUSION

Para que quede claro, personalmente no me importa si llevas una mascarilla o no. Si te hace sentir más seguro, entonces, por supuesto, usa una. Puedes incluso cubrirte los ojos y los oídos por lo que a mí respecta. Sin embargo, si empezaste a usar una máscara después del desfile de máscaras, hazte esta pregunta: ¿Por qué ahora? ¿No puedes tomar decisiones basadas en hechos y en tu investigación en lugar de obedecer ciegamente a los medios de comunicación?

Porque, en este momento, la mascarilla no es sobre la salud – se trata de convertirte en un agente caminante y parlante del miedo.”

Ultimas publicaciones